Angry student girl with book over headEn estas fechas se vive en la mayoría de familias con hijos adolescentes momentos de incertidumbre,  hay que escoger escuela, asignaturas o  tipo de estudios. En el anterior artículo esbozamos 10 claves para escoger escuela después de la ESO, nos centramos en dónde estudiar.

En este artículo me centraré en la toma de decisiones, en cómo podemos empoderarles a que sean más conscientes  y se hagan más responsables de las decisiones tomadas. Compartiré algunas claves para dotar a nuestros jóvenes de  habilidades para la toma de decisiones conjuntamente.

Una de las características de la adolescencia es la necesidad que tiene el joven de formar parte de las decisiones que le afectan. Todo lo que tiene que ver con él; estudios, deportes, amigos, forma de vestir, con su mundo, quieren opinar y sentirse escuchados.  Muchas familias viven esta etapa de forma estresante e incluso alguna,  les supone verdaderos problemas de convivencia. Tras  más de 15 años tratando con adolescentes y sus familias la primera conclusión que he sacado es la necesidad de actuar como espejo de nuestros hijos. Gandhi ya lo dijo: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

Trataremos de dar en este artículo 7 claves para ayudarles a hacerlo.

La toma de decisiones de manera consciente es fruto de un saber hacer y ser. Es un “entrenamiento” que se debe hacer en el día a día. En la práctica de mi profesión como coach me he encontrado con situaciones en las que el adolescente  se encuentra por primera vez en su vida la necesidad de tomar una decisión a la hora de escoger asignaturas en los estudios postobligatorios, cuando anteriormente jamás se le ha permitido opinar ante cualquier decisión. Para mí, es como si un bebé que balbucea  “bibe”, le negáramos la comida hasta que nos dijera correctamente:  “Mamá, por favor, ¿serías tan amable de darme el biberón para que pueda alimentarme correctamente?”,- Bromas aparte, todo necesita de un aprendizaje y un periodo de prueba error, también en la delegación de la responsabilidad.

1 Ser

slider11He observado en todos estos años de experiencia que los adolescentes mayoritariamente reaccionan antes los hechos; son la consecuencia de las circunstancias. – “He llegado tarde porque  el tren no ha llegado puntual”,            “Las notas no son buenas porque el profesor/a me tiene manía”,  “Necesito el móvil para estudiar, Júlia me tiene que pasar unos apuntes en clase”; ¡esta es la más me gusta ¡. ¿Dónde cae la responsabilidad del hecho? En las circunstancias: el tren , el profesor o Júlia. Este lógico este planteamiento, es más fácil decir que no soy responsable a asumir que soy irresponsable. Como padres o educadores debemos ayudarles a que asuman esta responsabilidad, com preguntas ¿Qué puedes  hacer tú al respecto? ¿Qué depende de ti  para encontrar una solución o alternativa? En definitiva, ayudarles a que tomen el mando de su responsabilidad, de las consecuencias que derivan y asumirlas como parte del proceso de su maduración y camino hacía la madurez. Acompañarles a que sean capaces de  escoger conscientemente la reacción que les sea más provechosa.

El Dr. Covey, autor del Best Seller Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva  le llama a este hábito ser proactivo. Esta característica se fundamenta en la capacidad de tomar consciencia de nuestra actitud para generar nuevas situaciones, capaz de crear soluciones a partir de nuevas perspectivas.

Alguna que otra reflexión,

Como padres, ¿Qué grado de autonomía es generado durante los años de la infancia?, ¿Qué miedos tengo que gestionar para empoderar a mi hijo/a?, ¿Qué recursos tengo para poder hacerlo? ¿Qué puede impedírmelo? La respuestas a estas preguntas pueden ayudarte a tomar consciencia, para en caso de quererlo, comenzar a hacer algo diferente.

2 GPS Vital

Para poder escoger la reacción que más les conviene, necesita poder decidir con respecto a qué. Debe saber  hacia dónde quiere ir, y para qué. Por ejemplo, a la hora de escoger las asignaturas de bachillerato lo importante es mirar más allá, visualizar qué tipo de ocupación estará  haciendo a los 30 años, investigar cómo es el día a día de esa profesión, qué inconvenientes tiene, etc.  Una de las preguntas que considero más potentes en coaching es ¿Qué harías si no tuvieras miedo a equivocarte? Hacia dónde quiere ir, es su GPS vital, el que le ayudará a encontrar el rumbo cunado se encuentre perdido o en la niebla del indecisión.  Ayudarle a avanzar en la búsqueda de cuál es su vocación vital tendrá una gran herramienta para poder decidir el tipo de reacción que sea más efectiva.

Hay que ayudarles a que encuentren el para qué quieren hacerlo.

3 Aprender a priorizar

Hacerse responsable de la reacción y la responsabilidad, junto a activar su GPS vital, ahora falta escribir la ruta de cómo llegar y este punto es relevante saber qué pasos dar y en qué orden. Estamos acostumbrados a hacer coses tal cual llegan, sin ningún tipo de prioridad, confundimos lo urgente con lo importante y nos crea un estado de no poder llegar a todo.

¿Qué es lo importante? La respuesta es clara. Aquello que está enfocado a obtener un paso más en la ruta hacia el destino marcado por el GPS.

Las cosas importantes no pueden estar a merced de las urgente!

Stephen Covey

4 Mejor entre todos que sólo. Beneficio mutuo

Los adolescentes tienen sus intereses y expectativas, al igual que los padres tenemos las nuestras. Este hábito es una actitud; es la voluntad de querer llegar a  acuerdos  mejores incluso que los que cada una de las partes habían pensado en un principio.

¿Qué es importante para él? ¿Qué es importante para ti? Que ventajas te gustan de su postura. Que le gusta a él de la tuya, poder co-crear una solución entre padres e hijos con este hábito es de lo más gratificante que comentan  mis clientes “ Es una gran sensación  estar alineados por completo en un meta común con nuestros hijos”

 5 El elefante sordo

Alguien dijo “la naturaleza es muy sabia; por algo será que tenemos dos oídos y sólo una boca”

Cómo el título indica, por muy grandes que puedan ser las orejas si no escuchamos de nada servirán. Es una circunstancia muy común ante la elección de estudios con nuestros hijos. Creemos que les estamos escuchando, pero en realidad  lo que hacemos en muchas ocasiones es “adivinar” la intención oculta que hay detrás de sus palabras, existe una cierta desconfianza hacia el motivo por el que nos dice las cosas.  Es interesante para ayudarles el  poder comprender los motivos que le llevan a tomar esa decisión. Es necesario poder comprender antes de ser comprendido, asegurarse que lo que nosotros entendemos de lo que nos está diciendo, efectivamente es lo que dice, sin matices ni argumentos de cosecha propia.

6 El trabajo cooperativo

Resulta interesante también, hacer o asistir a algún evento en el que se puedan discutir o evaluar diferentes opciones. Hacer que puedan cooperar entre varias familias para obtener un bien común siempre da buenos resultados.  Encontrar sinergias con otros adolescentes, es sinónimo de efectividad para el futuro, no sólo para poder tomar decisiones si no para la propia vida personal.

Eliminar conversaciones superfluas i estériles que no conducen a nada, ayudaran eficazmente a encontrar más fácilmente una mejor y efectiva toma de decisiones

7 Alimentar el flujo vital (Kaizen)

Kaizen es una palabra japonesa que significa mejora continua

Renovarnos constantemente nosotros como padres, modelar que estamos dispuestos y abiertos a mejorar y alentarles a que ellos también lo hagan es una gran motivación  y garantía de éxito para el futuro de las tomas de decisiones. Traer presencia a la decisión futura: ¿Cómo les ayuda esta decisión a mejorar personalmente?

Estos 7 hábitos te ayudaran no sólo a que sean responsables en la toma de decisiones sino también a que sean personas altamente efectivas.